Una enunciación pionera

Clément, con base en el análisis que hace del funcionamiento del hipertexto como instancia enunciativa, sostiene que su especificidad consiste en favorecer un discurso que se hace y se transforma a la par con su consumo, esto es, consiste en promover un “pensar a la deriva”. Esta característica explica, de un lado, el hecho de que el hipertexto no promueva un orden jerárquico fijo que estructure el dominio previamente a su lectura, pero a la vez, le exige la puesta en marcha de nuevas formas discursivas.

Las operaciones discursivas que, en consecuencia favorece el hipertexto, según Clément, son: 

  • Proposición, contra-proposición
  • Generalización, contra-ejemplo
  • Pregunta, respuesta
  • Pregunta, reformulación de la pregunta
  • Afirmación, prueba
  • Duda, refuerzo
  • Texto, variación
  • Texto, mala lectura
  • Relectura de un texto en un contexto nuevo
  • Texto, meta-comentarios, etc.


Así mismo, el hipertexto facilita el juicio acerca de los dos términos de una alternativa, la comparación entre dos o más elementos y la refutación de una objeción a una afirmación. Y en casos de estructuración más compleja, el hipertexto favorece la parodia de textos y la interdependencia de dos conceptos formando parte de un conjunto mayor, entre otras operaciones discursivas. 

Clément también plantea que el hipertexto obliga a descubrir formas de llevar a la práctica interacciones complejas entre fragmentos, que van más allá de la simple implicación o de la relación enunciado-comentario. Según él, la nueva escritura hipertextual trata los puntos de vista y las estructuras conceptuales como paisajes para ser explorados más que como posiciones para ser defendidas o atacadas. Potencia la fluidez y la reutilización más que los fundamentos y las posiciones definitivas. Y Ofrece caminos que lleven al lector a visitar varias veces un mismo fragmento. 

Por esa razón, sugiere la necesidad de inventar una nueva retórica, aunque desataca, de entre las figuras de la retórica clásica, tres a las que el hipertexto reviste de un sentido particular: la sinécdoque, el asíndeton y la metáfora. 

En primer lugar, el hipertexto es una especie de sinécdoque creciente, en la que la parte (el fragmento, el recorrido) se toma por el todo (el hipertexto en su totalidad). Es cierto que la mayor parte de sistemas hipertextuales ofrecen una vista global de su estructura, pero esa vista no es la del texto, sino que pertenece más bien, al nivel del paratexto. Para el lector, el hipertexto será siempre aquella parte que ha leído, es decir una parte de un conjunto extraída según su recorrido de lectura, la actualización parcial de un hipertexto virtual que nunca conocerá en su totalidad.  Y esta sustitución de la parte por el todo vale también en menor medida para el autor. 

Ahora, la deconstrucción del discurso que provoca el hipertexto tiene como primera consecuencia una disgregación de la palabra, que se desembaraza así de palabras de conexión (conjunciones, adverbios, etc.) y de las figuras oratorias que encadenan las partes del discurso tradicional. Cada fragmento del hipertexto "flota" en la página-pantalla de la máquina. Su pertenencia a diversos recorridos potenciales le prohibe todo vínculo discursivo con los demás fragmentos. Desde un punto de vista estrictamente textual, nada le permite al lector anticipar el contenido del fragmento siguiente. Los autores de ficción hipertextual, según Clément, hacen del asíndeton la clave de un nuevo modo narrativo que funda su estética sobre la ruptura, la sorpresa y la desorientación. 

Finalmente, aplicado al hipertexto, el concepto de metáfora permite evidenciar que un determinado fragmento se presta a varias lecturas en función de los recorridos en los que se inscribe. Esa es una de las características básicas del hipertexto en comparación con el texto. Cada fragmento está en un cruce de caminos que hacen uso de él y le aportan diversas facetas. “Quizá sea esa la clave del pensamiento hipertextual del futuro, afirma Clémnet: un pensamiento en constante devenir, un pensamiento potencial, variable y cambiante, la progresiva formación de la memoria a través de un recorrido laberíntico”. 

Temas relacionados

El hipertexto: una herramienta heurística

 
Universidad Javeriana - El relato digital - Jaime Alejandro Rodríguez - Foro abierto